EL CUARTO FRIO, UN SITIO PARA CONSERVAR


ALGUNOS ESTABLECIMIENTOS NECESITAN UN ESPACIO QUE LES PERMITA ALMACENAR GRANDES VOLÚMENES DE MATERIA PRIMA CON ALTOS ÍNDICES DE SEGURIDAD, RENTABILIDAD Y CALIDAD.


Un cuarto frío en últimas es una nevera o congelador que tiene una mayor capacidad y que permite almacenar los productos de una manera organizada y de acuerdo a sus características.

Esta cava de almacenamiento es ideal para establecimientos como casinos, restaurantes grandes, hoteles, hospitales y sitios donde el volumen de servicio es muy alto.

Para establecimientos pequeños y que no mueven altas medidas de alimentos, este sistema puede parecer poco rentable, aunque existen sistemas que se amoldan a sus necesidades.

Por ejemplo un cuarto frío de tres metros cuadrados es ideal para restaurantes que utilizan materias primas que no puedan almacenarse por más de 20 días o que, sin ser muy grandes, mueven un alto nivel de clientela.

CaracterísticasSegún la legislación colombiana, los cuartos fríos que se utilizan para el almacenamiento de alimentos deben tener en su interior solo elementos de acero inoxidable, en el caso de las flores estos pueden ser de acero galvanizado.

Suele estar distribuido en dos cámaras, una para congelar y otra para refrigerar y conservar. En estos espacios se puede controlar la temperatura de los alimentos utilizando empaques y recipientes plásticos, que permitan aislar la temperatura dependiendo del caso.

Algunos equipos de última generación poseen un sistema de rotación de alimentos congelados que los mantiene a diferentes temperaturas sin necesidad de utilizar empaques o recipientes.

Se debe tener en cuenta que un cuarto frío de alimentos esta diseñado exclusivamente para almacenar este tipo de materias primas y en ningún caso se debe mezclar con otras como baterías, minerales, o productos químicos.

Rentabilidad

Un cuarto frío de unas condiciones adecuadas y que no supere los tres metros cuadrados puede tener un costo cercano a los 20 millones de pesos, este precio cobija la utilización de acero inoxidable en sus elementos interiores.

Una forma de ganar dinero con este tipo de sistemas es arrendar ciertos espacios de la cava a establecimientos vecinos para que guarden sus materias primas, aunque siempre de una manera controlada y segura.

Por ejemplo, si un establecimiento cuenta con una bodega muy grande y la tiene en alquiler, existen empresas que arriendan cuartos fríos modulares que se instalan sin necesidad de hacer una inversión de capital.

Jorge Bonilla, funcionario de mercadeo y ventas de la empresa Manufacturera de Grandes Cocinas, explica que “para optimizar el consumo de energía, se deben recibir las materias primas de una forma organizada y así ingresar la mayor cantidad de elementos sin tener aire caliente circulando en el interior del cuarto”

Los equipos de refrigeración y congelación se pueden evaluar de acuerdo con su capacidad para congelar. De esta forma los equipos se califican por estrellas así:

Para tener en cuenta

- Al cuarto frío solo se pueden ingresar materias primas que estén limpias y libres de bacterias.
- Solo pueden entrar personal autorizado y que tenga contacto directo con la preparación de alimentos. - Se debe hacer un mantenimiento técnico por lo menos cada tres meses.
- Hacer una limpieza general de la cava por lo menos cada mes.
- Mantener un cierre hermético de la unidad.
- Asegurarse de que el dispositivo que se alquila o se compra no dañe la capa de ozono.

Última Edición