El concepto aplicado al sector gastronómico



Conversado cientos de veces con empresarios restauranteros, entiendo que hay una gran confusión cuando se toca este tema, la mayoría de ellos se ha guiado en este punto por la intuición o por el sentido común. En esta oportunidad vamos a referirnos a uno de los aspectos menos entendidos en la teoría del marketing gastronómico: el concepto.

Para construir un buen restaurante, café, bar u hotel hay cuatro elementos relevantes: el dinero, la voluntad de realizarlo, la ubicación del lugar y el desarrollo del concepto. Todos estos puntos tienen una complejidad especial; no es fácil conseguir los fondos para montar un restaurante, y no es sencillo tomar la decisión de conformarlo ya que significa conocer algo de cocina, de administración, de inventarios, de compras, de almacenes, de costos, de servicio, de leyes laborales, de aspectos legales relacionados al negocio, entre otros; también la fijación del lugar adecuado es un factor clave en el éxito del proyecto. Todos ellos son difíciles de manejar, pero el más controvertido es el cuarto, el cual considero es el responsable del cierre de muchos nuevos negocios.

Al respecto, hay cuatro definiciones que suelen confundirse: el posicionamiento, la imagen, la misión y el concepto. El posicionamiento, se refiere a lo que se hace con la mente de los probables clientes, o sea, cómo se ubica el producto en la mente de éstos. La imagen corresponde a las creencias que se albergan sobre una marca, basadas en la experiencia, creencias e influenciada por los efectos de la percepción. La misión se define como una meta general y alcanzable que involucra y guía a una compañía. Traduce la intangibilidad de la filosofía a una meta clara, interesante, estimulante y medible para la gente que labora en la compañía.

El concepto de una empresa, por su parte, describe a una entidad que tendrá la finalidad de obtener beneficios a cambio de realizar actividades de producción, comercialización o prestación de servicios que beneficien a otras personas.

Más enfocado a nuestro sector, en el concepto figurarán el rubro o giro de negocios donde se ubicará, la fuente de inspiración aplicada, el público objetivo al cual se dirige, el nombre tentativo de marca con el cual se dará a conocer al público, se definirán las características generales y diferenciales que sean atractivas al potencial público consumidor, la posible ubicación o características de esta, las ventajas frente a la competencia, la descripción física general, las características claves y generales del producto y del servicio, “el por qué tendrá el potencial consumidor”, que justifique su implementación y el método o forma de obtener dinero.

Si la descripción del recuadro (Concepto de Gol Show Bar) que pongo como ejemplo, le hace volar la imaginación de tal modo que usted puede seguir añadiendo detalles descriptivos al concepto, le resulta atractivo como sistema o método de conseguir dinero y se siente vinculado a este, usted tiene una alternativa de concepto de negocio.

Última Edición