ANCHETAS DISTINTIVAS


LAS ANCHETAS SUELEN SER UNA MEZCLA DE MUCHAS COSAS, PERO NO SIEMPRE RESULTAN SER ALGO ESPECIAL.




Aunque tradicionales, hay que darle un giro al tema de las anchetas y hay que comenzar con un aspecto clave como es el de la creatividad. Cada vez más los establecimientos están procurando poner en sus anchetas recipientes que tengan alguna utilidad en el hogar, entonces se debe buscar un elemento que marque diferencia y que tenga un uso, de lo contrario lo mejor es concentrarse en el contenido y dejar a un lado el empaque, pero obviamente conservando el buen gusto.

También se pueden clasificar sus anchetas para diferentes ocasiones de tal forma que las cosas que se regalen en esta sean aptas para consumirse dentro de un tipo de celebración especial. Por ejemplo, si va a hacer una ancheta para gente amante del vino, pues entonces concéntrese en la calidad de los vinos que va a ofrecer, distintas denominaciones de origen y qué cepas puede tener, así podrá hacer un paseo por diferentes tipos de vino y a la vez de culturas.

Igualmente vea qué es lo más recomendable para maridar con esos vinos, por esto, si tiene una botella de vino que sea muy recomendable tomarla con jamones curados, pues póngalos en las anchetas, al igual que quesos y diferentes clases de marinados como las aceitunas. Es seguro que el amante del vino que reciba esta ancheta va aquedar feliz y recordará por mucho tiempo a quien le hizo este regalo.

Una ancheta para cada tipo de persona

Otra idea para este tipo de anchetas es añadir las copas para compartir estos vinos, esto facilitará la vida de quien recibió el regalo. Lo importante de este ejemplo es lo que se puede hacer con todo tipo de productos, siempre empezando por hacer una distinción de clientes y tratar de tener una ancheta para cada tipo de persona, no importa el presupuesto, desde aguardiente hasta champaña se puede realizar una ancheta especializada que satisfará a cada uno de los clientes.

Pero existe otra característica que usted puede lograr sin necesidad de hacer un estudio demasiado concienzudo acerca de maridajes y licores: el sentido común, a través del tiempo nos han enseñado cuales son las combinaciones ideales y qué es lo que le gusta a la gente, a partir de esto, usted puede culturizar tanto a las personas que compran estos productos, como a los que reciben las anchetas como regalo, usted puede regalar artículos para utilizar en una sola reunión y así sacarle el mayor provecho a cada ancheta, si por ejemplo regala una ancheta en la cual el aguardiente es el trago principal, pues entonces realice una ancheta que se preste para esa ocasión en la que se va a tomar aguardiente, por ejemplo nueces, dulces ácidos etc.

Si por el contrario vende una ancheta para los amantes del vino, pues entonces a cada vino le puede añadir una tarjeta con las características del vino que se va a tomar, y lograr así que ese pequeño añadido sea un gran valor agregado para quien recibe el regalo. Aunque es difícil cambiar las costumbres de tantos años, lo que sí es posible es añadir nuevas opciones a este ilimitado mundo de las anchetas, ya quelas combinaciones pueden llegar a ser infinitas, pero si hacemos un pequeño estudio del mercado objetivo que podemos tener, llegaremos a simplificar los procesos y a ser innovadores y competitivos con un menor desgaste. De seguir estos pasos es muy factible que sus anchetas tomen una característica especial que, además de ser creativas, estarán plagadas de cultura y enseñanza y terminará siendo una obra de buen gusto.



Última Edición